¿Qué es el certificado de informador en crédito inmobiliario?

Ramon Balsells

Ramón Balsells ha obtenido el certificado de informador en crédito hipotecario

Ramón Balsells ha obtenido el Certificado de Informador en Crédito Inmobiliario. Como Administrador de Century 21 BZ Gestión y Century 21 Xarxa, necesitaba esta certificación para poder informar o ayudar a un cliente a obtener financiación, o para poder hacer de intermediario con los bancos.

El certificado de informador en crédito inmobiliario es una titulación que otorga el Banco de España. Para que una empresa pueda operar como informador debe estar registrada en el Banco de España y es obligatorio que el administrador de la empresa haya obtenido este certificado.

Si un cliente nos pide que le ayudemos a conseguir financiación, nosotros hablamos con bancos con los que tenemos acuerdos e incluso con brokers que pueden conseguir mejores condiciones con los bancos.

¿Quieres ayuda sobre créditos inmobiliarios?

La ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario protege mucho más al comprador

¿Qué es el certificado de informador a crédito inmobiliario?

Una certificación que evalúa los conocimientos y competencias bancarias y financieras para poder informar sobre créditos inmobiliarios según la Ley 5/2019 reguladora de los contratos de crédito inmobiliario. La ley se publicó el 15 de marzo en España, pero la directiva europea es de 2014. En Portugal, por ejemplo, ya hace dos años que se ha adaptado. Aquí se ha aplicado muy deprisa y muchas inmobiliarias no saben que es obligatorio sacarse esta certificación para poder hablar de hipotecas con los clientes.

La ley 5/2019 obliga a que toda la gente que hace intermediación financiera tenga unos conocimientos y los demuestre pasando un examen.

En julio nos dimos cuenta de que para obtener esta certificación teníamos que pasar el examen el 5 de septiembre, por lo que hemos estado estudiando todo el verano: 50 horas de formación y más de once módulos con un total de unas 3.000 páginas. El contenido era:

  • Módulos de legislación
  • Módulos financieros
  • Fórmulas para calcular cuotas de hipoteca
  • ¿Qué es mejor si es un tipo fijo o tipo variable
  • Si es una hipoteca de tipo alemán, francés o de sistema Americano
  • ¿Cómo se pueden cubrir los riesgos de la hipoteca

Regulación del proceso de concesión del crédito

Y también se regula todo el proceso de concesión del crédito. Por ejemplo, desde que el banco te envía una oferta vinculante de la hipoteca hasta que la firmas deben pasar unos diez días, para que tengas tiempo de leerla y estudiarla. Asimismo la ley 5/2019 obliga al comprador a ir dos veces a notaría: debe ir un día para que el notario le informe de todas las condiciones de la hipoteca y luego debe volver otro día a la notaría para firmar la compra del inmueble.

Derechos del comprador

La ley 5/2019 deja muy claro qué derechos tiene el consumidor, así dice que es el banco quién debe pagar los gastos de notaría, el impuesto de hipoteca y el registro de la hipoteca. Ya que la tasación la paga el comprador este puede decidir con qué tasador lo quiere hacer, el banco no puede imponer otro. Además la ley recoge que el comprador tiene derecho a elegir notario .

Además, la ley dice que el banco no puede imponer las vinculaciones: antes el banco te decía que te hacía un interés mejor a cambio de domiciliar las nóminas y de coger otros productos bancarios. Ahora el banco puede informarte de las vinculaciones pero no te puede obligar a contratarlas.

Y algo muy importante, elimina la cláusula suelo, esta cláusula ahora es ilegal.

En conclusión, la ley 5/2019 reguladora de los contratos de crédito inmobiliario protege mucho más al comprador, que debe estar mejor informado.

Banco de España

El Banco de España otorga el certificado de informador en crédito hipotecario

 

“Esta certificación profesional evalúa el conjunto de conocimientos y competencias bancarias y financieras necesarias para realizar labores de información y comercialización en materia de crédito inmobiliario así como sus servicios y productos accesorios a clientes o potenciales clientes y permite poder hacer frente a las presentes exigencias reguladoras previstas en la Ley 5/2019, de 15 de marzo1, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario (en lo sucesivo, LCCI), respecto del personal que proporciona estos servicios en las entidades e intermediarios financieros.” FUENTE: INSTITUTO ESPAÑOL DE ANALISTAS FINANCIEROS.